3 enero, 2018 check2me

El sms se está imponiendo sobre el whatsapp

La manera de comunicarnos ha cambiado de forma radical en los últimos tiempos, sigue cambiando vertiginosamente y este cambio se ha producido a nivel personal y con la comunicación de las empresas, resurgiendo así el sms.

El éxito de apps y otras plataformas como WhatsApp y las diferentes redes sociales han dinamizado la comunicación digital de los usuarios y han dejado de lado otras formas de intercambiar información que eran habituales hace muy poco tiempo.

Un claro ejemplo de este tipo de cambio son los SMS, que han pasado de ser un imprescindible para comunicarse entre personas a una mera anécdota. ¿O no tanto?

El resurgir del SMS

Si los usuarios han dejado de utilizar los mensajes de texto instantáneos, ¿por qué se observa un resurgir de los mismos? Un estudio realizado por Mobilesquared arroja datos incontestables: se observa un crecimiento del 356 % con un valor superior a los cincuenta y ocho mil millones de dólares de cara al 2020. Según otro informe, durante el tercer trimestre de 2017 se registró un aumento del veinte por ciento en su uso con respecto al mismo periodo del año anterior. ¿Cuáles son los motivos?

Los expertos en marketing de contenidos advierten que el SMS tiene todavía mucha guerra que dar.

La visión de las empresas

Una de las respuestas a esta incógnita es el uso que hacen de esta modalidad comunicativa las empresas. Las marcas están cambiando sus estrategias de marketing y están incorporando esta tecnología que parecía obsoleta.

Pero ¿qué motivo tienen las empresas para utilizar los SMS frente a otras herramientas de comunicación? La principal ventaja es su alta eficacia de lectura, que los sitúan muy por encima de otros métodos a la hora de llegar a sus usuarios.

Precisamente, esta eficacia de lectura con la que cuentan los SMS los ha convertido en un arma imprescindible de las empresas para llegar al consumidor o usuario final. El éxito de la tasa de lectura de este tipo de mensajes radica en que se reciben con mucha menos frecuencia que otros, como los mensajes de WhastApp, los Social Ads o los lanzados por influencers. Como no recibes muchos SMS, es más probable que te detengas un momento a leerlos.

Los índices de apertura y lectura de los mensajes de texto son tan superiores al resto como los propios datos lo indican: un usuario medio lee el 98 % de los SMS que recibe, mientras que el porcentaje baja al 45 % de otras mensajerías y al 6 % en el caso del correo electrónico. Ni hablar de la comunicación por voz, que hoy en día la consideramos invasiva y carece de credibilidad o prestigio; no queremos saber nada del típico comercial que nos llama para explicarnos una promoción, sin embargo, la misma oferta recibida por mensaje puede llegar a parecernos atractiva.

Además, el tiempo de respuesta de estos mensajes es muy inferior al resto. La contestación media de SMS tarda 90 segundos, mientras que si nos referimos al correo electrónico, estamos hablando de 90 minutos. Como podemos ver, la diferencia es notable y, cuando hablamos en términos de marketing, el tiempo de respuesta o de reacción es esencial.

Otra ventaja de los SMS es su capacidad de llegar al usuario cuando este se encuentra sin internet. De este modo, las empresas pueden comunicarse con sus clientes sin necesidad de que estos tengan conexión a la red. Además, puede considerarse universal, ya que cualquier usuario que tenga teléfono móvil puede recibirlos, sin importar si es un iPhone o un dispositivo obsoleto de los años noventa.

Al tener un número limitado de caracteres disponibles, los mensajes enviados por SMS cuentan con frases cortas y concisas, ideas que son fáciles de entender y de recordar.

Pueden utilizarse para adelantar promociones, ofrecer códigos descuento, promover noticias a modo de newsletter con enlace a la web o para hacer recordatorios de citas.

Frente a otras herramientas y estrategias de marketing como el seo o el SEM, los SMS se están reinventando, han pasado de ser una tecnología obsoleta a resurgir de sus cenizas y convertirse en un arma comunicativa con mucha eficacia.

¿Qué depara el futuro a los SMS?

¿Seguirán teniendo fuerza los SMS como estrategia de marketing en el futuro? El rápido avance de las comunicaciones digitales hace que esta sea una gran incógnita, sin embargo, el hecho de que dos gigantes de la comunicación como son Facebook o Google hayan optado por apostar por ellos puede darnos alguna pista.

En este sentido, se está invirtiendo en una evolución del clásico SMS, hablamos del RCS, un protocolo que permite combinar funciones de app con los tradicionales mensajes de toda la vida. Sería como tener WhatsApp sin necesidad de estar conectado a internet. No queda mucho para que esta tecnología llegue hasta nosotros y a las empresas, en breve veremos cómo se convierte o no en la principal herramienta de comunicación entre las marcas y los usuarios. de a pie.

En definitiva, se trata de un filón que aprovechar debido a su escasa inversión y su gran beneficio.