8 septiembre, 2018 check2me
por qué crear Contenido Nativo

¿Por qué crear contenido nativo?

El contenido nativo es un tema que se comenta con cierta asiduidad. Desde el cambio de algoritmo de Facebook, y su estrategia de hacer todo lo posible para que el usuario se quedará en su red social, en vez convertirse en un generador de tráfico hacia la web tal y cómo  ocurría antes.

La mayoría de Redes Sociales están marcando las directrices para que los usuarios nos quedemos navegando en sus redes, habilitando servicios para la generación de contenido exclusivo, o nativo.

Para hablar de contenido nativo, conviene saber bien de qué se trata y tener claros sus conceptos, su finalidad, sus aplicaciones, los beneficios que te reporta y la legalidad del mismo.

¿Qué es el contenido nativo?

Hace años, cuando todavía no contábamos con toda la tecnología que hoy nos rodea, el impacto publicitario al que las personas se veían sometidas estaba reducido a los momentos de ver la televisión, escuchar la radio, leer la prensa o circular por la calle, donde la publicidad estática era hasta entretenida.

Aun así, ya entonces se buscaban fórmulas publicitarias que perseguían alcanzar al público sin parecer publicidad o, aun dejando patente su interés comercial, le aportasen una información valiosa, con el objetivo de crear una mayor y mejor reputación de la marca. Así, aparecen en televisión y medios audiovisuales los publirreportajes que, como este de Nestle de 1990, se ganaban la confianza del público mediante la difusión de consejos.

Del mismo modo, las entrevistas de radio patrocinadas o los reportajes en medios impresos, a varias páginas, con contenidos que se ajustaban a la línea editorial del medio, pero que tenían un trasfondo comercial patente, e incluso la creación expresa de suplementos monográficos sobre temáticas programadas que se vendían con publirreportajes a empresas en los grandes diarios de tirada nacional y que hoy siguen vigentes en sus ediciones impresas y digitales, surgieron ya hace mucho tiempo, promovidos por la idea de crear una publicidad que no lo pareciese y aportase una información valiosa al usuario que reforzase la imagen de la marca.

El panorama actual del contenido nativo

Este tipo de acciones, que hasta nuestros días se han venido empleando con regularidad pero que representaban un porcentaje minoritario, se convierten hoy, y de cara al futuro, en la estrategia de marketing fundamental y básica de toda compañía.

Si bien, como hemos venido diciendo, hace años el impacto publicitario al que se veía sometida la persona era algo aceptable y, en gran medida, dependiente a voluntad del uso de los medios; la expansión de las nuevas tecnologías ha hecho que el multicanal sea una forma habitual para entender nuestro día a día, haciendo esta forma de hacer que el usuario sea muy selectivo y exigente con el contenido que consume.

Seguramente estés ya entre los cientos de millones de usuarios que emplean adblock, software para eliminar los molestos pop ups y anuncios o te encuentras entre los afortunados que han desarrollado la denominada “ceguera a los banners“, pero sea de la forma que sea, evitas de cualquier manera todo tipo de reclamos publicitarios para buscar aquellos contenidos y la información que realmente te interesa.

La importancia de los contenidos nativos

Generar y difundir contenidos valiosos para nuestro público objetivo, bien sea en nuestra propia web y blogs, en las redes sociales o en plataformas de contenido externas, conlleva importantes retornos de engagement, fidelización, interactividad, comunicación, viralidad y captación de leads, pero, fundamentalmente, es el pilar para construir, consolidar y expandir tu marca. La importancia de la marca es fundamental hoy en día. Agregar valor desde tu marca, mediante fórmulas no intrusivas ni invasivas que hoy son rechazadas, especialmente por Millennials, y generaciones venideras, es parte de la misión de cualquier empresa que quiera estar en primera linea de fuego.

Las claves para el uso del contenido nativo

El aspecto básico que debe contemplar el contenido nativo es seguir un orden lógico que consiste en suscitar un interés, presentar una información valiosa en torno a este y aportar la vía para satisfacer el mismo, que puede ser explícita o contextual.

El cambio en la orientación del posicionamiento hacia un posicionamiento semántico, promovido por los nuevos algoritmos, obedece a dar respuesta a las tendencias del usuario de librarse de la información innecesaria para encontrar exactamente lo que busca, por lo que el contenido ha de tener una absoluta precisión, desambiguación y contextualización.

La información ha de ser valiosa, original y de calidad, en ningún caso debe dar la sensación de ser publicidad, de tal forma que, si eliminamos las referencias publicitarias, el contenido ha de mantener una entidad por sí mismo y conservar su valor y su pleno significado.

Se ha de integrar en los medios que se escojan para su difusión de una forma natural y fluida, siendo de suma importancia este aspecto. El usuario lo ha de encontrar dentro de sus intereses, grupos, influencers y comunidades, por lo que una perfecta definición del target es imprescindible, ya que, desde esta, tendremos acceso al conocimiento de las redes sociales que utiliza, los medios de información más recurrentes, los influencers que sigue o feeds.

La calidad es un elemento fundamental, ya que, si pretendemos enlazar nuestro contenido a plataformas externas, si no reúne la calidad exigida por las mismas será inmediatamente rechazado.

Del mismo modo que lo encuentra por su interés en buscarlo, el contenido debe suscitar en él el interés por compartirlo y llevarlo hacia una viralidad que nos proporcionará nuevos leads con un grado de afinidad óptimo. De esta manera, la elección de contenidos pasa a centrarse en los temas, que serán ahora el principal factor de posicionamiento, y a la posibilidad de desarrollo y entrega en fases sucesivas, correlativas o de profundización, temas relacionados y colaterales… Que promuevan su engagement y fidelización, con el objetivo de crear una comunidad participativa en torno a la marca.

La adaptación al soporte utilizado por el usuario es imprescindible, ya que la accesibilidad es un punto clave en un mundo donde el usuario demanda la información al momento y la tecnología nos lleva a un universo de posibilidades De esta manera, la presentación del mismo contenido se ha de llevar a diferentes formatos, texto, audio, video, infografías, presentaciones… Siendo clave a la hora desarrollar el contenido nativo por ejemplo la identificación de territorios de contenido, temáticas que hagan por si solas una identificación por parte del usuario el contenido nativo con tu marca.

La organización del contenido. Si, hay que crear contenido, hay que pensar contenido, hay que…hay que.. pero ¿cómo se hace?  creando una linea editorial para tu marca. Diseñar una liena editorial te permitirá poner en contexto todo tu contenido desde el punto de vista de tu lector. Es decir, además de aportar valor, poner en contexto tu contenido, podrá tu lector entender desde su perspectiva que estas ofreciendo.

La legalidad de crear contenido nativo

Para terminar, no debemos olvidar la necesaria diferenciación entre un contenido nativo patrocinado y la publicidad subliminal o encubierta.

Cuando el contenido está en nuestra web y se encuentra referenciado a ella, no tendremos problemas, ya que se identifica necesariamente con la marca. Sin embargo, siempre será conveniente que, cuando vamos a enlazarlo o publicarlo en otras plataformas, si no es evidente su relación con la marca, hagamos una referencia breve al patrocinio de la misma con una simple fórmula, “contenido patrocinado por…”

 

Etiquetas: