26 febrero, 2018 check2me

Un plan de contenidos para cada red social

En la actualidad, la gran mayoría de las empresas que se han adaptado a las nuevas tecnologías y, obviamente, las de nueva creación, cuentan con un plan de contenidos en el que, como método de llegar hasta sus clientes y clientes potenciales, se encuentran su blog y también sus redes sociales. Mediante su blog y la creación de contenido de calidad, consiguen posicionarse correctamente y mediante las diferentes redes sociales cuentan al mundo, a sus seguidores y sus clientes potenciales lo que hacen, cómo lo hacen y en qué se diferencian.

Pero no es tan sencillo como crear una imagen, un texto o un vídeo y viralizarlo del mismo modo en todas las redes sociales de que dispongamos. En primer lugar, porque todas no aceptan el mismo formato y, en segundo lugar, porque estamos ante públicos distintos, necesidades distintas y asiduidad en las conexiones también muy diferentes. Normalmente las personas visitan varias decenas de veces Instagram y Facebook mientras que las conexiones a YouTube pueden ser más duraderas pero menos asiduas. Esto quiere decir que nos interesará compartir contenido más visual, rápido y urgente en las dos que hemos mencionado primero, para ampliar la información en YouTube o en el blog, para que los clientes o receptores pasen más tiempo informándose. Entonces…¿qué hacemos si disponemos de todas las redes sociales para nuestro negocio?

¿Qué contenido elijo para cada red social?

Lo normal en la actualidad es que una empresa disponga de, al menos, 3 o 4 redes sociales en su negocio. Lo primero que deberá plantearse el encargado de llevarlas a cabo es si, realmente, las utiliza todas, ya que es de suma importancia que una red social no se quede desangelada y que su última actualización date de 2008. En ese caso será más positivo tenerla cerrada y volverla abrir cuando de verdad se considere que se puede nutrir de contenido de interés que tenerla abierta y que parezca que la empresa cerró hace años.

Ahora bien, cada red social tiene un carácter, tiene una razón de ser y tiene un tipo de contenido diferente al resto. No podemos tratar de compartir lo mismo en Instagram que en LinkedIn, ya que la seriedad de la segunda no encajaría con lo desenfadado de la primera.

 

En la red social del pajarito y los hashtags debe primar, ante todo, la comunicación con los seguidores y seguidos, si no, no tiene sentido. Puedes lograr aumentar tus seguidores e incluso tus conversiones lanzando preguntas que la gente te contestará o directamente opinando sobre temas que tengan que ver con tu negocio a otros usuarios. No compartas diariamente lo mismo: en esta red debes prestar mucha atención a la actualidad.

 

Aquí, a diferencia de Twitter, podemos compartir muchos tipos de formatos, intercalarlos y que nuestros seguidores no se aburran. Un día compartimos un vídeo, otro un enlace, otro lanzamos una encuesta, otra una galería de imágenes. Tampoco es cuestión de llenar el muro de información diariamente, pero, si tenemos claros los tiempos que debemos seguir, puede ser muy positivo. Utilizar Social Ads en Facebook te ayudará a que te vea mucha más cantidad de gente.

La red social que empezó con las imágenes cuadradas y ha evolucionado hasta publicar vídeos. No te olvides de tantear los hashtags que mejor te posicionan y, cuando los tengas, utilízalos en cada imagen o publicación, ello contribuirá a que muchos seguidores acudan diariamente en busca de imágenes que les gustan. ¡Eso sí! No te olvides de que el público de esta red social es muy crítico, de modo que debe ser un contenido de interés y un contenido de calidad. En esta red social es donde más influencers se emplean para promocionar una marca.

 

La red social de las empresas, el empleo y los profesionales. No cuelgues aquí el challenge que hicisteis los empleados en la oficina; en lugar de ello, muéstrate más profesional, trata temas de actualidad de tu empresa o de recursos humanos y no te olvides de mostrar tus ofertas de trabajo aquí, ya que ello te ayudará a que sean más virales y rápidamente encuentres esa persona para ese puesto que se te ha quedado vacío.

 El contenido de YouTube es en modo vídeo. Lo que tenemos que trasladar aquí son contenidos de comunicación digital más extensos, en los que contemos lo que hacemos, las personas que forman parte del equipo, el lugar en que trabajamos…

Una buena estrategia de contenidos nos ayudará a detectar el público objetivo al que queremos dirigirnos, pero un contenido SEO de calidad, una campaña SEM en condiciones, y utilizar las redes sociales dependiendo de las fortalezas que nos presta cada una de ellas será la combinación perfecta para lograr un buen posicionamiento y un amplio número de seguidores.