12 junio, 2018 check2me

Optimiza tu estrategia de email marketing: ¿opt-in o doble opt-in?

Tener una base de datos amplia y optimizada es fundamental para una estrategia de Email Marketing. La información sobre usuarios y/o clientes permite mejorar los productos y/o servicios, realizar campañas de marketing segmentadas, enviar un newsletter y mucho más.

Pero, para poder crear esa base de datos, se necesita el consentimiento de los usuarios que van a formar parte de ella. Es aquí donde entran en juego términos de email marketing como opt-in o doble opt-in qué quizás desconozcas.

¡Descarga nuestro eBook GRATIS!

Descubre cómo impulsar tus ventas, y fidelizar a tu cliente actual gracias al diseño de una estrategia de Email Marketing eficaz, ¿quieres saber cómo?

En este post vamos a explicarte qué significa cada uno de estos términos y qué diferencias supone el uso de uno u otro en tu estrategia de email marketing.

¿Qué significa Simple Opt-in y Doble Opt-in?

Para poder enviar un newsletter, necesitas el consentimiento previo de los destinatarios. Este consentimiento puede ser simple o doble, de ahí los términos simple opt-in o doble opt-in. Ambos hacen referencia al proceso de suscripción a una lista de correo, pero hay varias diferencias.

El proceso de simple opt-in, o también conocido como opt-in, no necesita la confirmación del usuario. Una persona llega a tu página web, le gusta lo que ve y quiere suscribirse a tu newsletter para recibir tus contenidos en su bandeja de entrada. Para ello, deja su correo electrónico y automáticamente pasa a formar parte de tu base de datos.

En cambio, en el doble opt-in, el usuario deja su correo electrónico pero al hacerlo recibe en su bandeja de correo un mail en el que se le pide la confirmación de que desea recibir tus newsletter. Si no confirma que desea suscribirse a esa lista de correo, no formará parte de la base de datos y no podrá recibir tus comunicaciones.

Hablemos de base de datos en campaña de #emailmarketing: opt-in, un solo clic; doble opt-in necesita una doble confirmación a través del correo. Clic para tuitear

¿Qué es mejor para mi estrategia de mail marketing: Simple Opt-in o Doble Opt-in?

Ambos procesos tienen sus ventajas y desventajas, y elegir uno u otro dependerá de tus necesidades, de tu negocio y de tu público. A continuación te mostramos las diferencias entre uno y otro y te damos las claves para que elijas el que mejor te convenga. Si te preocupa la legalidad de uno u otro, especialmente ahora con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (GDPR con sus siglas en inglés) puedes estar tranquilo, puesto que ambos están aprobados para su uso.

Diferencias entre simple opt-in y doble opt-in:

  1. Simplicidad: usar el proceso simple opt-in es la forma más rápida de conseguir suscriptores. El usuario solo tiene que dejar su correo electrónico y automáticamente comienza a formar parte de tu lista de correo. En el proceso doble opt-in, debe acceder a su bandeja de correo y clicar en el enlace de confirmación.
  2. Número de suscriptores: si eliges simple opt-in, tu lista de suscriptores será mayor que con doble opt-in (por la facilidad del registro). Si eliges la segunda opción, tu base de datos será menor (porque perderás usuarios en el proceso) pero estará mucho más depurada (sólo se registran aquellos que tienen verdadero interés).
  3. Spam: al usar la doble opt-in evitarás el registro en tu base de datos de mails inválidos, erróneos, spam, etc. Tu tasa de rebote será menor que si utilizas simple opt-in.
Con el proceso opt-in tus suscriptores crecerán como la espuma; pero con doble-opt-in tu base de datos será más cualificada. Clic para tuitear

Entonces, ¿cuál elijo?

Ambos procesos son válidos para una estrategia de email marketing, y elegir entre simple opt-in o doble opt-in va a depender de tus necesidades, tu negocio y tu público. Te detallamos por qué:

  1. Negocio: analiza qué productos y/o servicios ofreces, el sector de actividad y tu competencia. Por ejemplo, si ofreces una solución tecnológica donde hay una gran competencia, te interesará optar por la simple opt-in para llegar a una mayor audiencia.
  2. Audiencia: analiza a tu público objetivo y quienes contactan contigo. Es muy importante determinar si este público está habituado o no a usar medios tecnológicos para optar por un sistema más o menos complejo de suscripción. Si te diriges a un público habituado a realizar compras por Internet, puedes optar por la doble opt-in.
  3. Necesidades: no te olvides de la propia estructura de tu empresa, de tus necesidades, recursos y de tu estrategia de mail marketing. Es posible que todo ello condiciones el uso de un proceso en lugar de otro.

Si aún tienes dudas sobre qué utilizar, puedes probar los dos procesos y ver qué es lo que mejor te funciona. Empieza con simple opt-in y analiza la calidad de los suscriptores. Cambia luego a doble opt-in y compara el número de registros. Esto te ayudará a tomar una decisión en tu estrategia.

También puedes optar por un registro progresivo que utiliza ambos procesos. El usuario se registra con simple opt-in y después, en una segunda fase, se le pide que optimice su perfil incluyendo más información. Al usar los dos procesos no se crean barreras para el registro y se aprovecha el momento del registro para obtener información relevante del suscriptor.

Etiquetas: , , , ,