20 junio, 2018 check2me
KPI de éxito en campañas de email marketing

¿Cuáles son los principales KPI de email marketing?

Los KPI de email marketing dan sentido al envío de mensajes directos a través de newsletter, ya que es una de las estrategias de marketing más efectivas para convertir y fidelizar a tus clientes.

Después de solventar todos los quebraderos de cabeza que la RGPD ha supuesto para el marketing digital, y que ha diezmado las bases de datos de clientes de muchas empresas, que hasta ahora, recibían nuestras comunicaciones, tenemos que fijarnos en el contenido que vamos a enviarles para no perder ni un suscriptor más.

Lo primero que debemos tener claro es que el email marketing es la mejor forma para comunicarnos con nuestros clientes, lectores, usuarios o personas interesadas en nuestra marca o empresa, por lo que los mensajes que enviemos deben estar en consonancia con el resto de la estrategia de marketing de contenidos que desarrollemos.

Como en el resto de nuestros canales de canales propios, podemos incluir contenido puramente comercial, que genere engagement y fidelice a nuestros pasados y futuros clientes, que comunique información corporativa o que resulte útil para las personas que lo reciban.

Los principales KPI de email marketing

Los indicadores, KPI de éxito, son esos datos que te permitirán hacer una lectura sobre el resultado que estás teniendo en tus acciones de Marketing, en este caso en particular, en Email Marketing.

Tasa de entrega

Es el primer kpi de email marketing, que te permitirá saber si tu base de datos de direcciones de envío de tu newsletter está bien configurada. Ya que indica los mensajes que no llegan a sus destinatarios porque la dirección de correo electrónico no es correcta. Aunque no es útil para descubrir si el usuario ha marcado al remitente como spam o correo no deseado.

La tasa de entrega se calcula dividiendo el número de correos enviados menos el número de correos rebotados por el número de correos enviados. La tasa ideal es lo más cercana al 100%, ya que si el mensaje no llega al destinatario, no es posible medir las siguientes variables.

Se estima que el 25% de una base de datos caduca anualmente, porque los usuarios cambian de dirección de correo (sobre todo si son profesionales). #mailmarketing Clic para tuitear

Tasa de rebote

Este indicador de email marketing puede parecer similar a la tasa de entrega, pero lo que mide es cuántos de los correos electrónicos enviados no han llegado a la bandeja de entrada del destinatario, bien porque la dirección está mal escrita (hard bounce) o porque su buzón estaba lleno, o hubo un problema con el servidor de destino (soft bounce), por lo que se genera un nuevo envío.

Para calcularla hay que dividir el número de correos enviados menos los correos entregados por los enviados y multiplicar por cien.

Cacula tu #tasaderebote dividiendo el número de correos enviados menos los correos entregados por los enviados y multiplica por cien. Clic para tuitear

Tasa de apertura

El indicador de éxito que demuestra si el contenido del newsletter es interesante es, sin duda, la tasa de apertura. Nos permite conocer si se abrió el mensaje y cuántas veces, aunque no si se leyó. Se calcula dividiendo el número de personas que abrieron el mail por el número de suscriptores que lo recibieron y multiplicando el resultado por 100.

La tasa media de apertura es de alrededor de un 15-20%, aunque las grandes marcas alcanzan hasta un 40% y se quedan en menos de un 10% las campañas de email marketing que son consideradas por los usuarios como correo masivo o basura. Si el KPI es bajo, además del contenido, tendrás que replantearte la hora a la que lo has enviado y la frecuencia de las newsletters.

Las grandes marcas alcanzan una tasa de apertura del 40%. El mejor horario para hacer tu envío es de 8 a 10 de la mañana. Clic para tuitear

Tasa de clics sobre entregados (CTR)

El índice CTR o Click Through Rate mide la interacción de los usuarios con el contenido y te permite conocerlos mejor a través de sus decisiones sobre qué enlaces han visitado. Se calcula dividiendo los clics entre el número de correos entregados y multiplicando por cien.

La tasa considerada óptima varía mucho según el sector y el tipo de campaña, pero los mejores resultados son los que rozan el 15%. Si es menor de un 1% es que no estás presentando bien el contenido dentro del newsletter o el call to action es confuso. También puede deberse a que el contenido no esté enfocado correctamente hacia tus suscriptores y no los conozas tan bien como crees.

La tasa de clic sobre entregados varía mucho, pero la considerada óptima roza el 15%. Clic para tuitear

Tasa de conversión

Uno de los aspectos más interesantes para medir el éxito de una campaña de email marketing es calcular el índice de usuarios que realizan la acción esperada: suscribirse, comprar, comentar, participar, descargar, apuntarse, etc. Para calcularla hay que dividir el número de acciones entre el número de mensajes enviados.

Otros datos que arrojan una campaña de email marketing, y que pueden ser más o menos interesantes de medir según tus objetivos, es la tasa de suscriptores que se han dado de baja, la tasa de compartir en redes sociales, la geolocalización de las aperturas, los enlaces que más se han visitado o los mensajes reenviados. Para medir este indicador, es necesario tener en cuenta el tiempo ocupado en realizarla, el coste del envío y de la producción (si se han contratado servicios externos) y los ingresos generados.

Cómo mejorar las acciones para que tus KPI`s sean de éxito

Una vez calculados los resultados de tu campaña, lo primero que detectas es si tu base de datos está actualizada o no si la tasa de emails enviados es muy superior a la de entregados. Elimina las direcciones que no se han podido entregar y aquellas con un alto índice de rebote, limpiando la base de datos para hacerla más efectiva. También puedes decidir ampliarla para captar destinatarios afines a tu marca o más receptivos a tu contenido definiendo una estrategia de captación de nuevos suscriptores a través de un concurso u ofreciendo un descuento o la descarga de un material interesante (un curso, un tutorial, etc.) a los que se suscriban a tu newsletter.

Si la tasa de entrega es buena pero no la de apertura, te aconsejamos revisar varios elementos:

  1. El perfil de tus contactos: las personas incluidas en tu base de datos no eran las adecuadas para esos contenidos. Puedes cambiar el tipo de información, ampliar la base de datos o segmentarla para, en lugar de enviar todo a todos, personalizar el contenido a cada tipo de contacto.
  2. Los asuntos de los mensajes: hazlos más atractivos, pero a la vez ajústalos al contenido real del newsletter. Usa un call to action si es necesario. Prueba con varios en la misma campaña para descubrir cuáles se abren más.
  3. El horario de envío del newsletter: prueba con diferentes horas y días hasta saber cuál es la hora en la que tus contactos leen sus emails. Obviamente, no es lo mismo si tu contenido es profesional o de ocio.
Si quieres mejorar tus resultados de newsletter 1: revisa el diseño, 2: escribe un asunto divertido, 3: que sea responsive. Clic para tuitear

Si tu tasa de CTR es baja, revisa cómo presentas el contenido y como afecta a tu calendario editorial. Coloca lo más importante en la parte superior para que de un vistazo rápido no se pierdan lo importante. Utiliza el lenguaje más adecuado para el perfil de tus destinatarios y evita fórmulas muy usadas y repetidas que no aporten nada nuevo. No te olvides de comprobar cómo se lee y presenta en un dispositivo móvil.

Si sigues estos consejos de optimización del contenido, personalización del trato y segmentación de las listas, tu siguiente campaña será mucho más efectiva.

Etiquetas: , , , , , ,