12 septiembre, 2018 Javier
estrategia de contenido

¿Cómo diseñar tu estrategia de contenidos?  

¿Cómo diseñar estrategia de contenidos y que funcione? ese es el quid de la cuestión. Si existiera una relación directa entre el contenido y las ventas, sería muy sencillo saber si nuestra estrategia está, o no, funcionando. Pero lo normal es que el efecto no sea inmediato. Incluso aunque lo fuera, si no nos estuviéramos fijando en las ventas conseguidas a través del contenido, también tendríamos que saber en qué estamos fallando en cada momento.

Toda estrategia de Marketing de Contenidos tiene muchos beneficios, además de las ventas. Es decir, aunque conduzcas con luces cortas, solo enfocado a las ventas, también debes de llevar las largas, porque siempre hay que ver más allá de las ventas, y el contenido también te proporciona otros beneficios.

¿Cómo diseñar tu estrategia de contenidos?

Evidentemente no toda estrategia de contenidos es igual a otra, porque cada situación tiene sus consideraciones particulares. Pero igual que hay un punto en común entre todos los casos, y es que todo el mundo quiere vender, hay puntos de partida común para diseñar una estrategia de contenidos, que a continuación te voy a detallar.

Conoce el contexto en el que te vas a mover

Antes de los objetivos ,y de ponerte manos a la obra con el contenido a desarrollar, debes de estudiar el contexto en el que te vas a mover. No solo debes de conocer tu producto. Ten en cuenta que tus clientes potenciales probablemente sepan más de tú producto que tu. Por tanto, date cuenta que no solo es publicar contenido, tu contenido debe conseguir que lo integren en su día a día tus clientes potenciales, entonces, para crear un contenido, y establecer un camino por donde avanzar, debes pensar en el contexto en el que se mueve tu cliente potencial.

Para comprender el contexto en el que se va desenvolver tu contenido, debes, por tanto, estudiar a tus clientes potenciales, Buyer Persona, a tu competencia. También debes conocer las tendencias del mercado, no solo en cuanto a canales, si Instagram ha cambiado de algoritmo o Google ha lanzado un nuevo canal, si no también, en las tendencias en formatos, conoce de que se está hablando en la red, si los usuarios están dejando Twitter de lado, por jemplo, y todas esas situaciones que hacen que el Marketing Digital sea algo vivo.

Establece tus objetivos de contenidos

¿Que esperas conseguir en el corto, medio y largo plazo?. Y no vale decir, solo, que quieres vender. ¿Quieres aumentar el tráfico de tu web?. ¿Dirigir tráfico a tu funnel de ventas?. ¿Fidelizar clientes? o ¿atraerles?. Es decir, si quieres dormir tranquilo, debes conocer cual es el propósito de cada contenido que crees tu, o tus colaboradores.

Si tienes el punto anterior del contexto muy bien desarrollado, esta fase será mucho más fácil de encauzar. Si sabes en que contexto te vas a mover, por ejemplo, si te diriges ejecutivos del sector financiero que están ávidos de consumir contenido insaciablemente sobre las tendencias de los mercados financieros, entonces, tu principal objetivo es que suscriban a tu contenido, y por tanto, tus ventas serán un plazo más lento en la conversión. Pero más segura, porque si consigues la fidelidad de tus lectores, conocerán perfectamente la oferta de tus servicios, y por tanto, en vez de vender, solo tendrás que fijarte en los ratios de conversión lectores vs. compradores.

Los KPI más importantes de tu contenido son…

Seguramente habrás leído que los KPI o indicadores de contenidos más adecuados son el tráfico web, el tiempo de permanencia o las aperturas de tu correo electrónico. Sin embargo, con los objetivos tan claros dentro de un contexto tan conciso, como el que te sugiero en este post, te permitirá diseñar indicadores completamente personalizados para tu estrategia de contenidos.

La personalización de estos indicadores, además de ver cuanto de rentable es tu inversión en contenido, te permitirá enfocarte en la mejora continua. Asi podrás desechar todo aquel contenido que funcione peor respecto a los buenos resultados que obtengas con otros contenidos. Al igual de ágil que es el mundo del Marketing digital, tu y tu contenido, deben de funcionar con la misma agilidad, en caso contrario, tu competencia te devorará, y tus clientes potenciales mirarán hacia otro lado.

¿Cómo vas a distribuir contenido?

El deseo de todo desarrollador de contenido siempre debe ser que la estrategia de contenido consiga los medios ganados, ya que los beneficios son innumerables: ganas autoridad en SEO; aumentas tu comunidad de fieles seguidores; mejoras tu relación audiencia vs. conversión; tus ventas aumentan. En definitiva, la panacea de tu estrategia de contenidos. Pero para alcanzar el nirvana hay algunos pasos previos, el primero encontrar el equilibrio entre tus contenidos propios (orgánicos) y los pagados, que no es tarea fácil.

Para incluir dentro de tu estrategia de contenidos la parte de distribución, deberás contar con la opinión de algún experto en Social Media y SEO. Si el presupuesto no te alcanza para esto, con estar pendiente de las tendencias que ya estudiaste en la primera parte del contexto será al menos algo de brisa a tu favor. Con unas buenas pautas a la hora de distribuir el contenido, y mucha paciencia, tus medios propios irán creciendo cada día, si además amplificas tus contenidos, tu estrategia de contenido cada vez será más estable en el tiempo y modificable en todas aquellas partes que no funcionen.

Para que la estrategia de contenido, y la distrubición del mismo, no te fagocite en tu trabajo,lo importante es diseñar un calendario editorial que recoja la máxima información posible sobre el propósito, temática, canales de distribución, entre otra información, de tus contenidos.

¿Cuál es el formato de contenido más adecuado?

Ya entramos en harina, ya sabes el contexto en el que se va a desenvolver tu contenido, y que objetivos pretendes conseguir.

Bien, siguiendo el ejemplo de los ejecutivos financieros, que te he comentado anteriormente, si tu objetivo, además del contexto, es que te van a leer a través de tu Newsletter, tendrás que crear contenido escrito, que además debes saber que consumirán a través del móvil. Si, los newsletter, en su mayoría, se consumen a través de móvil. Por tanto, este contenido escrito deberá tener en cuenta su legibilidad, los párrafos serán muy cortos y su extensión variar entre unos y otros posts, según los propósitos de tu contenido. Ahí, por ejemplo, puedes tener uno de esos indicadores personalizados, que te comentaba, el tiempo de lectura a través del móvil. A mayor tiempo de permanencia en móvil, más posibilidades de crear contenido más extenso.

Como complemento al contenido escrito, la importancia de la imagen en tus contenidos , es vital. Siguiendo con nuestros ejecutivos financieros, según tu presupuesto, las infografías o los videos subtitulados extensos probablemente sean los formatos que más éxito tengan a la hora de seleccionar el formato de contenido dentro de tus estrategias de contenido.

¿Cómo sabes que tu estrategia de contenido funciona?

Con los pasos anteriores, al menos, habrás conseguido algo fundamental cuando se desarrolla contenido, que es: documentar tu contenido. Hacer un seguimiento frecuente con una frecuencia al menos mes a mes de los indicadores te dará pie de virar tu calendario editorial, y por tanto tu estrategia, hacia la mejora continua a la hora de desarrollar contenido frecuentemente.

Una estrategia de contenido es un proceso ágil que debe iterar constantemente entre multiples especialistas que te permita: primero, tomar decisiones sobre las tendencias de mercado, anticipandonos lo máximo posible. Y segundo, tomar decisiones fundadas en la racionalidad de los resultados. Con el tiempo verás que en tu panel de control tus indicadores de éxito cada vez son más verdes.

¿Quieres que te ayudemos a revisar, sin compromiso alguno, tu estrategia de contenidos? no dejes de contactar con nosotros

 

Etiquetas: , ,