31 enero, 2018 check2me

Di sí quiero al branded content

El 83% de los anunciantes utiliza el Branded Content en sus acciones publicitarias. Es una cifra que no pasa desapercibida y son cada vez más los anunciantes que se suman a esta nueva tendencia llamada Branded Content. Pero, ¿qué es?, ¿en qué consiste? y ¿por qué todas las empresas deberían estar utilizándolo ya en su estrategia de marketing de contenidos? A continuación hablamos de esta nueva modalidad de comunicar y acercarse al consumidor.

¿Qué es el Branded content y por qué está tan de moda?

Podríamos definir el Branded Content como una técnica que se fundamenta en el hecho de conectar la marca con el consumidor mediante procesos y métodos no intrusivos. Entraría, pues, dentro de las estrategias de inbound marketing o, lo que es lo mismo, las estrategias enfocadas a hacer que sea el consumidor el que se acerque a la marca y no al revés.

Su popularidad reside en el cambio progresivo que está experimentando la sociedad. Aunque no existe un único motivo que se pueda considerar como el motor del cambio, no se puede obviar el impacto de la aparición de los medios y entornos digitales en todos los ámbitos de nuestras vidas.

Una de las principales consecuencias la encontramos en el ámbito de la comunicación. En concreto, se ha convertido en un medio infoxicado, es decir, lleno de información (relevante o no) que impacta de forma directa ante el receptor. Este debe hacer el esfuerzo de decodificarla e interpretar cuál es la que es más importante. Así, este nuevo perfil de usuario está bombardeado con una comunicación digital y analógica y, por ello, cada vez más, presta menos atención a la comunicación de venta intrusiva.

En este contexto es donde nace el Branded Content, junto a otras estrategias no intrusivas de publicidad. Un claro ejemplo, conocido por muchos, es el caso de los dibujos animados Popeye. La historia empieza cuando la Cámara de Productores de Espinacas de los Estados Unidos necesitaba fomentar el consumo de espinacas en los niños. Tenían diferentes opciones, entre las cuales estaba hacer un anuncio publicitario de toda la vida donde el producto fuese el protagonista. Sin embargo, y puesto que ya se empezaban a dar cuenta de que la publicidad intrusiva era cada vez menos efectiva, optaron por diseñar un cómic protagonizado por un marinero que se volvía fuerte gracias al consumo de espinacas. La campaña fue un éxito.

¿Por qué las empresas deberían usarlo?

La respuesta es clara: para tener más beneficios.

Podemos desarrollar un poco más esta afirmación enumerando algunas de las ventajas que puede aportar a la empresa:

Engagementno solo esta estrategia es beneficiosa para crear expectación, sino que también ayuda a construir una relación más sólida con el consumidor, ya que desde la marca se le anima a participar e interactuar.

Fidelización: si los clientes experimentan con la marca, se sienten identificados con ella y, como consecuencia, son fieles a su consumo.

Posicionamiento: muy en línea de lo anterior, una marca que consiga llegar a los consumidores y tenga una comunidad fiel, seguramente obtendrá un mejor posicionamiento SEO, puesto que más usuarios consultaran su página. Gracias a ello, se tendrá que realizar una menor inversión en SEM.

– Contenidos virales: crear contenidos de calidad y que consigan enganchar al consumidor es una buena forma de fomentar que los mismos usuarios compartan dicho contenido en sus redes y que, al final, sea viral. Otra forma de hacerlo es mediante el uso de influencers.

Social Ads: aunque a priori pueda parecer una forma de comunicación intrusiva, se ha demostrado que los anuncios en las redes sociales son percibidos con menos reticencias que los tradicionales. Sin embargo, su éxito reside en, otra vez, conseguir llamar su atención, sorprenderlos y hacerles vivir una experiencia memorable.

El storytelling

Una buena manera de conseguir esta experiencia en los consumidores es a través del storytelling o, lo que es lo mismo, el arte de contar historias. Su origen se debe a las mismas razones que en el caso del Branded Content, el rechazo a la publicidad masiva e intrusiva. En efecto, lo que se pretende con estas historias es conectar emocionalmente con el consumidor para acercarle (física y psicológicamente) a la marca.

Gracias a las nuevas tecnologías, existen múltiples posibilidades para contar estas historias. Una de ellas sería el branded content pero también hay que destacar el transmedia storytelling. Este último consiste en difundir a través de distintas plataformas una o varias historias relacionadas entre sí con el objetivo que el consumidor se involucre, participe y se sumerja en la experiencia.

Así pues, es importante ser conscientes del cambio de la sociedad y, sobre todo, del perfil del consumidor, ya que es actualmente una realidad. Ante esta situación no solo es importante saber adaptarse y darle lo que busca con un buen marketing de contenidos, sino también anticiparse, sorprenderlo y mimarlo. ¿Y qué mejor técnica que el Branded Content?