26 marzo, 2015 check2me

De profesión influencer. Pasos a seguir para vivir de tu influencia

Ser ‘influencer’ se ha convertido en una experiencia laboral especializada, una relación económica entre las marcas y personas con más influencia en las redes sociales que los algoritmos.

Nada influye más en las personas que la recomendación de un amigo de confianza. Ésta es el Santo Grial de la publicidad”. Mark Zuckerberg definió de esta manera la esencia del marketing de influencers. A diferencia de las celebridades, los influencers son personas comunes que han conseguido generar confianza en un número importante de seguidores leales a la información que comparten en sus perfiles de redes sociales.

Un 72% de los usuarios de redes sociales en España siguen a influencers, especialmente en Facebook, Instagram, Youtube y Twitter, en este orden. Esta cifra aumenta hasta el 85% en el caso de los menores de 30 años, según las conclusiones del Estudio Anual de Redes Sociales 2018 elaborado por IAB Spain. Estas son utilizadas cada vez más para buscar información de productos antes de su compra. Y el 55% de los encuestados afirma que los comentarios en redes influyen en sus decisiones de compra.

Cuando las publicaciones orgánicas en redes sociales de las empresas y marcas han perdido alcance y los usuarios valoran cada vez en mayor medida las opiniones de otros seguidores, los influencers se han convertido en la nueva narrativa de las marcas.

El futuro, la profesionalización del marketing de ‘influencers’

Las marcas, a través de agencias especializadas, están contratando cada vez más a influencers, principalmente en estrategias de branding para captar nuevas audiencias y fidelizar a los seguidores existentes. Y, en contra de lo que sucedía hace unos años, los retribuyen económicamente, no solo con productos. Se evidencia así la consolidación de la profesión de influencer como un creador de contenido y dinamizador de comunidades online.

La satisfacción de las empresas con estas acciones de marketing, el retorno de la inversión, la focalización de la audiencia que permiten las redes sociales y la mejor recepción de este contenido frente a la publicidad hacen prever un aumento de los presupuestos y el incremento de la búsqueda de influencers en consonancia con los valores de la marca. Esto puede beneficiar a los microinfluencers, personas con un número más reducido de seguidores pero con credibilidad en un nicho especializado. Sectores como moda, lifestyle, belleza, turismo y alimentación son los más maduros en este tipo de acciones de marketing.

Instagram, el mejor canal para los influencers

La encuesta de IAB Spain confirma que la visibilidad que genera Instagram, especialmente entre el público Z y millenial es cada vez mayor, por lo que esta red ha desbancado a Youtube como la favorita en el marketing de influencers. La frescura, la espontaneidad y el humor que permiten sus aplicaciones para compartir imágenes y videos, y las posibilidades de sus stories y videos en directo la convierten en la opción más segura para los influencers y las marcas.

No obstante, la elección de canal debe ir relacionada con la estrategia de la marca (captar nuevas audiencias, fidelizar clientes, lanzar nuevos productos, crear engagement o aumentar la conversión) y con la red social en la que se muevan los seguidores o la audiencia, muy condicionada por la edad. Independientemente de la red social en la que se difunda el contenido, los blogs no han perdido fuerza como canal para conseguir influencia.

Diez pasos para convertirte en un influencer

1- Encuentra tu nicho

La opción más habitual es elegir el tema que a uno le gusta más o es un experto, bien por estudios, afición o profesión. Otra alternativa es decidir primero el público al que se quiere llegar, el lector o buyer persona ideal, y adaptar los temas a sus intereses. En cualquier caso, cíñete al tema elegido y no publiques contenido de temáticas muy variadas que confundan al lector.

2- Dale tu enfoque personal

Mientras algunos optan por analizar los casos de éxito e imitarlos, los más visionarios prefieren un enfoque que los distinga de los competidores y guiarse sólo por lo que a ellos les parece objetivamente mejor.

3- Elige tu red social

Aunque el 93% de los influencers elijan Instagram para publicar sus contenidos porque es el canal que ofrece mejores resultados, mira primero cuál es la red donde más tiempo pasa tu buyer persona y dónde publican tus competidores. Twitter puede ser más efectivo si tu lector es un hombre profesional de más de 40 años, por ejemplo. Puedes elegir varias redes, pero nunca más de tres o no podrás mantener el ritmo de publicaciones e interacción. Y no compartas el mismo contenido en todas, adáptalo a las características de cada red social.

4- Convierte tu cuenta en profesional

Mantener un perfil de página y no personal en Facebook o usar Instagram for Business nos permite acceder a estadísticas y crear promociones, lo que es muy útil para monitorizar a tus seguidores y aumentar el alcance de tus publicaciones.

5- Crea una biografía atractiva

La descripción de ti y de tu cuenta que incluyas en la biografía del perfil ha de ser diferente y divertida, pero concisa y suficientemente descriptiva, para llamar la atención de lectores y marcas.

6- Publica de forma constante

Decide cuál es la periodicidad que mejor se adapta al tiempo que tienes disponible y los horarios en los que tus seguidores son más activos, y publica fielmente esos días y horas. Si lo dejas al albur del momento que tengas libre, no generarás sensación de profesionalidad ni mantendrás a la audiencia pendiente de tus publicaciones. Existen herramientas como Buffer o Planoly que te permiten gratuitamente programar varias publicaciones a la vez.

7- Comparte contenido de calidad: Para iniciarte en las redes sociales, puedes seguir la regla del 5-3-2: cinco de cada diez publicaciones serán curación de contenidos de otros autores o medios; tres serán contenidos de utilidad para el lector creados por ti; y dos pueden ser sobre ti. A la hora de elegir los temas y los términos, usa herramientas SEO para conocer las palabras y los términos long tail más utilizados en las búsquedas. Si tu contenido es fundamentalmente imágenes o vídeos, intenta mantener una misma línea visual, utilizando el mismo filtro de Instagram o una edición prefijada en Photoshop o Lightroom. No olvides añadir a la imagen una historia que convierta esa imagen en auténtica y personal y conecte de forma emocional con el lector.

8- Elige los hashtags más adecuados

Los hashtags permiten que lectores que no te siguen encuentren tus publicaciones, sobre todo en Twitter e Instagram. Utiliza las más populares pero que no sobrepasen el millón de menciones o te perderás entre tanta competencia.

9- No compres seguidores

No hay nada más que explicar.

10- Trabaja el ‘engagement’

Para conseguir relevancia en tu nicho y aumentar el número de seguidores debes apelar a la interacción con tus seguidores y con otros influencers y marcas del sector. Para ello, incluye frases de call to action en tus publicaciones invitando a comentar, contestar encuestas, participar en sorteos o compartir. No olvides contestar los comentarios y comentar en los perfiles de aquellos que han comentado o hacer clic en ‘Me gusta’ en alguna de sus publicaciones. Puedes también mencionar o compartir contenido de personas que te interesa que te sigan o con las que establecer una conversación. No olvides seguirlos, así como a las marcas que te interesaría que te conocieran. Si alguna marca ha realizado acciones con otros influencers puedes enviarles un mensaje directo ofreciendo tu perfil, aunque solo si tu número de seguidores es similar. Existen plataformas que ponen en contacto a marcas e influencers donde puedes apuntarte.