20 marzo, 2018 check2me

Cuántas personas hay detrás de un buen post

En los últimos años la perspectiva del marketing ha cambiado del outbound marketing, donde el punto central era la marca, al inbound marketing, donde quien importa es el usuario. Pero no sólo entenderle o saber quién es, sino también saber crear contenidos adaptados a esas personas.

El protagonista de nuestra historia está cansado de recibir mensajes continuos publicitarios, cansado de la saturación a través de los medios, a través de las redes sociales, de no poder descansar ni un segundo sin recibir mensajes de marcas que le atosigan. Ahora hay que enamorarle, que conquistarle y para eso no vale cualquier tipo de contenido.

Si quieres que tu audiencia se fije en ti tienes que darle contenido de calidad, y está claro que eso puede ser difícil en ocasiones, pero amigos, no queda otra, si quieres que tu cliente encuentre en ti algún tipo valor que aportar debes hacerlo bien.

Cuando lees un post ¿sabes cuántas personas crees que hay detrás? ¿cuántas personas crees que han sido las encargadas de darle forma a ese texto que para ti ha pasado totalmente desapercibido o realmente ha logrado su fin? ¿cuántas?

Las marcas se han dado cuenta de que si quieren captar a su audiencia deben aportar contenido de calidad. Por ello, ahora trabajan con sus equipos de comunicación y contenidos para realizar un contenido de calidad que tenga suficiente valor para su audiencia, hacen estrategias de branded content, utilizan las redes sociales para crear comunidad, para que sean su escaparate más molón y su herramienta prioritaria para llegar a su audiencia.

1- Responsable de contenidos: Es la persona encargada de trazar la estrategia de los contenidos. Vela porque cada cosa que se publique en cada una de las cuentas que lleva dentro de la agencia sea el adecuado, se ajuste como mínimo al buyer persona, tono y enfoque planteado. El responsable de contenidos debe hablar previamente con el responsable de SEO para verificar cuáles son las keywords de dicho artículo, para que cuando dicho post esté terminado también esté adecuadamente optimizado y posicionado.

2- Periodista: Es el redactor del contenido, pero cuidado, porque dicho contenido no podrá ser redactado hasta que el cliente no haya dado el ok, con un briefing previo.

3- Diseñador: Aquí entra la labor del equipo de diseño de darle un apoyo visual y gráfico. Para ello será fundamental la comunicación de este departamento con el de contenidos, para que el texto respire el diseño y viceversa. No se puede crear el diseño sobre un texto que aún no ha sido creado. También será muy importante que el objetivo de dicho diseño esté bien definido, ya que de lo contrario perderá el sentido realizarlo. Caben destacar las infografías, así como la importancia de las imágenes a la hora de apoyar nuestros post.

4- SEO: El departamento de SEO debe estar coordinado con el responsable de contenidos y transmitirle cuáles son las palabras claves, cuáles son las tendencias de búsquedas del momento para su audiencia. De esta forma el responsable de contenidos podrá trabajar con dichas palabras para generar contenido a largo plazo. Una vez desarrollado el post, además lo optimizará ajustando el contenido a las tendencias de búsqueda de cada temática y territorio, encontrando el punto de equilibrio entre el interés de la marca y de la audiencia, que a veces son polos opuestos.

5- Cliente: El cliente que tiene los valores de la marca muy afianzados, es el portador perfecto de la información que va más en sintonía con la audiencia y de descartar de primeras aquella información que lejos de no crear ningún valor puede poner en una situación comprometida a la marca. Por así decirlo, es el que vela porque el contenido que se publique integre los valores y principios de marca que la compañía sigue.

Es fundamental que el departamento de Social Media lo difunda, valiéndose de su creatividad adaptándolo a distintos formatos, así como en su capacidad para crear copys atractivos para la audiencia. De esta forma, si todos están alineados, el contenido cumplirá su objetivo, de lo contrario transmitirá caos en su audiencia, y por tanto estará condenado al fracaso.