9 abril, 2018 check2me

Crea una línea editorial para tu marca

 

“¿Que desarrolle una línea editorial de mi marca?,¿pero tú estás loco?, ¿para qué vale eso en una marca? si eso es cosa de los periódicos… ¡y más con todo lo que tengo que hacer!”

Dentro de tu estrategia de Marketing, hoy en día el Marketing de Contenidos te va a permitir identificar cuál es la mejor forma de comunicarte con tu cliente ideal, aportarle valor. La consecuencia de tener una linea editorial además de mejorar, por supuesto, los contenidos y las imágenes, podrás acercarte a entender y que comprendan porque estás en este mundo.

 Esto ya nos lo han dicho unas cuantas veces, pero como somos emprendedores (vamos, unos pesados) seguimos convencidos de que las marcas tienen que tener una línea editorial. ¿Por qué? 

  1. Tu Cliente ideal: ¿Conoces realmente tu buyer persona?, ¿qué le gusta?, ¿son chicas de 19 – 35 años clase social media-alta? Sí, vale, lo son, pero vete más allá, pon un nombre concreta mucho más la edad, es rubia, ¿usa talla 42? Qué música le gusta ¿qué más?: ¿tienen Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn?, ¿de qué habla?, ¿cuáles son sus intereses?  de esta forma podrás dirigirte a ella, cómo si entrara en tu tienda y hablarle exactamente como ella espera.
  2. Tu producto: Ahora vas y forras la red diciendo que la cámara de tu teléfono, tu aplicación o tus zapatillas, están fabricadas de una forma especial para ellas….¡muy bien! fantástico, ¿y?, ¿cómo las tienen que utilizar y cuál es el valor que tienen para su día a día? Ahí está la clave: “no hables de tu producto, habla sobre los intereses de tu audiencia”
  3. Tu espacio: ¿Es el suyo? vendes gafas de sol superchulas, ¿y ahí termina la conversación? Si son para verano, ¿qué planes de verano pueden hacer? ¿cuáles son las mejores playas ? Las chicas de 19 tienen unos planes, las de 35 otros, ¡¡no generalices tanto!! 
  4. ¿Cómo es tu contenido?: si la mayoría utiliza Instagram, ¿vas a seguir enviando notas de prensa? Habla como habla las personas que quieres que te traten, crea tu comunidad. Es la única forma de entablar una mínima conversación con tu audiencia. 

Estos cuatro puntos son fundamentales, con ellos tendrás unos inputs básicos dentro de tu propia metodología a la hora de desarrollar contenido.

¿todavía tienes dudas? una buena solución es hablar con los influencers de tu sector, no hace falta que sean los top, también los microinfluencers son de vital importancia para tu marca y conviertelos en tus brand managers. Ellos saben cómo es su audiencia, sus gustos y qué les gusta compartir, te darán muchas respuesta a todas tus pregutnas sobre como deben ser tus contenidos.

Tener una línea editorial te dará los códigos por los que se interesa tu audiencia, línea de estilo, tono, material gráfico necesario, canales a utilizar, temas de los que tratar. Ah! y no sólo hables de tu libro, implicate en su conversación. ¿Por qué?: Imagínate que un amigo tuyo molón organiza una cena de amigos para presentaros a todos. Estas cenas son siempre como una partida de Cluedo pero sin asesinato: 

  1. El anfitrión, que apenas está pendiente de la conversación, porque está preocupado por todos los detalles y de que todo el mundo esté a gusto. 
  2. La chica o el chico, que sola o acompañada, da igual lo que diga porque ya llena con su presencia, pero dura como las burbujas de champagne,  que una vez abierto van desapareciendo. Si es muy bueno aguanta más, pero , al final, se diluye. 
  3. El/la/los/las interesante/s, que habla de sí mismo, lleva una colonia, que todos los platos te saben a su P****otente colonia y según pasa la noche va elevando el tono de su voz para escucharse bien alto y criticando todo aquello que no esté bajo su criterio. Y el super interesante, que va escuchando a todo el mundo, empatiza y siempre tiene que añadir algo más a cualquier conversación. Consigue que todos los demás estén inmersos en esa conversación haciéndola más o menos extensa. Al final todos los comensales se van a su casa pensando: jo, qué [email protected] más [email protected], ¡qué conversación! Eso, técnicamente, ¡¡es engagement! 

¿Dónde quieres estar?, ¿quién quieres ser?, ¿impactas, o te involucras? 

Y es que, una línea editorial te va a permitir ser empático con tu audiencia, incluso también simpático. Va a aportar valor y te va a indicar cómo tienes que vestir, qué tienes contar y cómo tienes que presentar tu conversación más allá de tu producto.

Etiquetas: ,