23 mayo, 2018 check2me

¿Cómo escribir una primera frase ganadora?

Esperaba que algo diferente hubiera sucedido en esos días, o al menos lo deseaba con toda su alma. Había perdido la noción del tiempo, pero por la poca energía que le quedaba sabía que debía llevar tres días encerrada en aquel cuarto. Pero ¿por qué? ninguna respuesta clara. En la escuela sus amigas la definían como la optimista, sucediera lo que sucediera siempre veía el vaso medio lleno, e incluso en esta ocasión se delataba pero….

Si sigues aquí es que te hemos enganchado con estas líneas y además te va la intriga… 

Atrapar al lector debe ser el objetivo de la primera frase o párrafo de un post. ¿Y por qué? pues porque de lo contrario tú, lector, te aburrirás y dejarás ese post sin haberle dado la oportunidad de acabar ni tan siquiera el primer párrafo . Es como cuando escuchas una canción y cuando no lleva ni un minuto ya la estás cambiando…las personas somos así, y aunque duela, es la primera impresión la que cuenta. 

Pensemos que el título ha hecho su función y ha captado la atención de la persona que deseamos que lea nuestro trabajo. La primera frase, resulta fundamental para lograr su atención, de manera que no abandone la lectura a la primera de cambio. A lo largo el post debes cubrir las necesidades que prometiste con el titular, de lo contrario el lector no volverá a tu página. Y no hablemos de la suscripción a tus contenidos… ejemejem.

Fórmulas para captar la atención del lector:

1. Jugar con la intriga

Como te ha sucedido con este post, en el primer párrafo, nuestro comienzo de intriga ha surtido efecto en ti.Y es que empezar con un historia que transmita mucha curiosidad puede ser la clave para que el lector devore tus palabras. Jugar con la intriga puede ser una muy buena idea – siempre que tenga cabida dentro del post- ya que generas en el lector una necesidad tremenda de saber qué ha sucedido. 

2. Prediseñar la personalidad de quien escribe, storytelling

Adoptar un estilo para personalizar los textos puede ser una buena idea. Cada post llevará el sello de identidad de la persona que lo escribió. ¡Pero cuidado! no es apto para todos los blogs. Si, por ejemplo, necesitas dirigirte a una audiencia de yoguis, es muy positivo imaginar un personaje con características afines a tu público, desde sus gustos, manías, muletillas, actores favoritos, etc. De esta forma tus post tendrán una personalidad marcada y serás identificable para tu audiencia, nada aséptico.

Haz magia con tus palabras a través del #storytelling, utiliza el relato para enganchar al lector. Clic para tuitear

3. Anticipar el asunto del artículo

Una buena manera de hacerlo es conseguir anticipar el asunto del artículo, de modo que ya desde el principio el lector tenga claro que lo que le expones le interesa. Un comienzo en el que avances el tema a tratar puede ser un buen reclamo para el típico lector impaciente. Si le dejas muy claro desde el inicio los puntos que pretendes resolver en tu post es muy posible que la persona se lea todo el post.

4. La atención la capta el asunto

A veces no es preciso empezar por el principio. Un post puede ser iniciado con una frase que antepone el fin antes de su desarrollo. Es una manera muy efectiva con la que atrapar al lector y, una vez enganchado, volver hacia atrás para desarrollar toda la temática que hemos adelantado con la primera oración.

5. Plantea preguntas

Al plantearle preguntas al lector con las que se sienta identificado es muy probable que siga leyendo, porque quiera solventar dichas duchas. Es una buena manera de comenzar en aquellos post en el que busques resolver problemas muy específicos. Al comenzar con preguntas y el lector sentirse identificado, tu trabajo de engancharle y captar su atención está hecho. Llegarás hasta el final con tal de resolver sus dudas.

6. Flashback

Remontarse al pasado para explicar el presente es un buen recurso, haces viajar al lector y situarse en una escena en concreto, donde se dio una situación similar a la que tú quieres exponer hoy. Es un buen mecanismo para que el lector desde el principio asocie el tema a tratar con aquel que se dio en otro momento y entre de lleno al tema. De esta manera

7. Utiliza frases cortas

Seamos honestos, hay ciertas frases que nos traen más problemas que otra cosa. Las frases muy largas e incluso las subordinadas se pueden convertir en la peor pesadilla de ciertos lectores, y más en un post. La lectura tiene que ser sencilla para que el lector no se tenga que leer varias veces la misma frase.

8. No hables como si fueras una institución

A nadie le gusta que le den lecciones, y menos en un post, la pedantería déjala en casa. Utilizar un lenguaje excesivamente formal puede causar rechazo en el lector. El hecho de que seas una marca no implica que tus textos tengan que parecer recibidos de un organismo burocrático. Dale un toque de frescura a tus post y abandona la vía de catedrático universitario serio.

Utiliza la mejor fórmula para tus #post a través del #flashback, las #preguntas y anticipando el #asunto a tratar. Clic para tuitear

Lo mejor es decantarse por la forma de escribir que nos salga de manera más natural. De este modo garantizamos frescura, soltura y resortes que, de otro modo, nos costaría mucho exponer, haciendo que la primera frase y, en definitiva, todo el contenido de nuestro post, rezume de solvencia y credibilidad.

Esto no significa que, con el tiempo, vayamos ejercitándonos en otros estilos de escritura, de manera que podamos conseguir una buena primera oración, sea cual sea el punto de vista desde el que nos orientemos. Además, de esta manera, evitaremos reiterarnos de modo que aquellas personas que se conviertan en nuestros seguidores logren anticiparse a lo que nosotros queremos trasmitir.

Independientemente a la fórmula que escojas es fundamental no perder de vista el concepto global del post, y servirte de una estructura narrativa clara en el que las ideas estén ordenadas y con una lectura quede muy claro el asunto tratado en el post. Es decir, si tu objetivo es resolver dudas, hazlo; si pretendes aportar unos recursos prácticos, hazlo, pero sé honesto contigo mismo, si al leerlo no encuentras que dicho objetivo se haya alcanzado quizás deberías modificarlo.

 

 

 

Etiquetas: , ,