22 marzo, 2017 check2me
equipo de marketing de contenidos

Cómo construir tu equipo de Marketing de Contenidos

Año tras año el Marketing de Contenidos se ha ido posicionando como una de las mejores decisiones de las empresas a la hora de diseñar un plan de marketing. Mucho más rentable que la habitual compra de anuncios, más transversal que los planes de relaciones públicas. La creación de contenidos no ha dejado de ofrecer buenos resultados a todo tipo de empresas y de proyectos. Además del cambio de cultura, hay dos motivos que han fortalecido especialmente este crecimiento, el SEO semántico y el poder de los Microinfluencers.

A pesar de que sobresalgan estas dos acciones son innumerables las especialidades que obligan a construir un equipo especializado en Marketing de Contenidos.

¿Cómo construir tu equipo de Marketing de Contenidos?

Solo viendo las personas que debería de haber detrás de un post, justifica sobradamente estos perfiles para que consigas un plan de éxito en tus acciones de Marketing.

-El digital marketing manager: la figura principal del equipo. Este puesto está reservado para el jefe del departamento. Se trata de un perfil todavía poco conocido en nuestro país pero de vital importancia. Es la persona encargada de entender las necesidades que tiene el público para satisfacerlas a través del plan de Marketing de Contenidos. Y hacer el seguimiento de los KPI`s de contenido

-El Head of content: Es la otra parte del tandem, junto con el Digital Marketing Manager. Digamos que se encarga del día a día, de establecer y coordinar el calendario editorial y desarrollar la estrategia de Marketing de Contenidos.

-El social media manager: vendría a ser el encargado de las relaciones públicas dentro del mundo online. Una persona con buena trato con los líderes de opinión y que sepa moverse bien por las redes sociales.

-El diseñador gráfico: el responsable encargado del diseño, maquetación y forma de los contenidos que se van a publicar. Todas las estadísticas apuntan a que el contenido que sea una combinación de texto, imágenes y vídeos es el más atractivo para el público. Esta persona es la encargada en el equipo de fusionar todos esos aspectos.

– El redactor: La piedra angular en todo equipo de Marketing de Contenidos. Es el encargado o la encargada de redactar los artículos y los post sobre los que luego tendrá que trabajar el resto del departamento. En este perfil deben de estar fusionados la creatividad y la capacidad de escribir a muchos niveles. Piensa que no todos los contenidos serán para el mismo tipo de público, y en función de a quién estén dirigidos deben ser más o menos profesional, más cercano o más distante.

En función del tamaño y del presupuesto de la empresa, no siempre se pueden permitir desarrollar un equipo completo de Marketing de Contenidos. Sin embargo, estos tres profesionales resultan del todo necesarios.

Un editor: el encargado de revisar el contenido que se va a publicar y de aportar las últimas ideas, opiniones o consejos. Es quien entra en debate con el redactor sobre qué cosas es mejor publicar y de qué modo. Supone un contrapunto a la creatividad de este, para ofrecer un producto más profesional y menos personalista.

Un programador: Su misión es complementaria. El encargado de desarrollar un contenido interactivo que pueda complementar al texto desarrollado por el redactor, para volverlo más atractivo.

-Un experto en SEO y SEM: será el encargado de establecer una estrategia SEO, junto con el Head of content y el Digital Marketing Manager. Una vez que el contenido empieza a desarrollarse, comenzará a optimizar el contenido creado por el redactor para que tenga un mejor posicionamiento en los buscadores.

Cuál es el proceso de un equipo de Marketing de Contenidos.

El primer paso es la planificación liderada por el Head of Content. Todo equipo, sea de lo que sea, debe plantearse unos objetivos a cumplir. Un sitio al que llegar. Y en un tiempo determinado. La primera reunión del departamento de Marketing de Contenidos pasa obligatoriamente por diseñar una serie de logros que pretenden cumplir en un espacio de tiempo determinado.

En este punto hay que ser realistas, pero también ambiciosos. Dependerá evidentemente del tipo de empresa que sea y del estilo de los contenidos a desarrollar. No es lo mismo trabajar vendiendo un producto serio como puede ser un efectivo bancario, como elaborar una campaña de contenido para un festival de música.

Aquí también es necesario elegir la estrategia más adecuada para cumplir el objetivo. Si por ejemplo tenemos un objetivo de branding, se debe pretender desarrollar un contenido lo más neutro y amplio posible, a partir del Cultural Branding de la empresa. Si por otro lado se busca vender y convertir la audiencia en clientes es hora de construir un contenido más personal en cada etapa del funnel que se encuentre. Y aportar un valor continuo según en la etapa que se encuentre dentro del propio funnel de ventas cada persona.

En paralelo la persona, o departamento de SEO, debe hacer sus propias investigaciones de que contenidos vana. ser más relevantes y fáciles de posicionar respecto a otros que sean más competidos en el mundo de los buscadores. Esta fase, además, ayudará a identificar las temáticas y tipología de contenidos dentro de la propia estrategia de contenidos.

Seguidamente se pasa a la producción. Es un espacio de tiempo en el que el redactor, el programador, el diseñador gráfico y el editor se centran en preparar todo el contenido que se va a difundir. Es la etapa que más tiempo lleva, y dependerá siempre de los objetivos que nos hayamos marcado.

El tercer momento es el de la difusión. Los encargados de las redes sociales emitirán nuestro contenido tratando de llegar al mayor número de personas posibles. Y a la gente susceptible de interesarse en aquello que ofrecemos y en aquello de lo que estamos hablando.

El análisis. Una vez se ha terminado la difusión, es el momento de volver a reunir el equipo y, con los datos delante, sacar en claro los aciertos del plan y los errores que se han cometido.

Finalmente, la repetición. Volver a iniciar el proceso desde el principio tomando nota de todo aquello que hayamos aprendido durante la primera etapa.

Como ya dijimos, esta es una guía sobre como construir un buen equipo de marketing de contenido. Evidentemente, cada caso es un mundo, luego hay adaptar el equipo a las necesidades y a las posibilidades que tenga cada empresa.

Etiquetas: